Ayuntamiento de Metepec

Titulo de la web
mpm

BARRIOS Y CALLES DEL PUEBLO MÁGICO

Desde los primeros tiempos de la Colonia, se fundó San Juan Bautista, Metepec, como una congregación de indios alrededor de la iglesia y convento franciscano del mismo nombre. Los conquistadores aprovecharon la división de los calpulli, barrios tradicionales indígenas, cristianizándolos con el apelativo del santo al que se consagraría cada uno de ellos con su respectiva capilla.

Espíritu Santo, Santiaguito, San Miguel, Santa Cruz, San Mateo y la Asunción Coaxustenco, conforman todavía la cabecera municipal denominada oficialmente “Ciudad Típica de Metepec” según decreto estatal de 1991, expedido para explorar su imagen pintoresca. Antiguamente los barrios se diferenciaban por los oficios predominantes.

Actualmente, se nota entre un barrio y otro, algunos rasgos distintivos en la arquitectura de las casas más antiguas. Se usan sobrenombres para distinguir a los vecinos. Por ejemplo, los de Santa Cruz se conocen como “los atoleros”, pues el día de la Santa Cruz ofrecen atole a los visitantes; “escribanos”, a los de San Mateo, por los símbolos iconográficos de su santo patrono, el libro y la pluma.

Los barrios conservan sus capillas coloniales, con excepción de la de Santiaguito, derruida durante el terremoto de 1985 y en cuyo lugar se construyó una capilla moderna. Las demás, unas más antiguas que otras, son bellas muestras de la arquitectura virreinal y guardan en su interior retablos, lienzos y esculturas que constituyen buena parte del patrimonio cultural de Metepec.

En el trazo original, estas capillas parecen haberse ubicado creando una cruz latina, cuyo larguero mayor partía de la ermita de San Miguelito, en la cima, el Cerro de los Magueyes y llegaba hasta la capilla de la Asunción, en Coaxustenco. Los brazos de esa cruz los formaba la línea recta, cuyos vértices eran el Espíritu Santo y la capilla de Santiago, en el barrio de Santiaguito, pasando por la parroquia de San Juan Bautista, punto de intersección de ambas líneas. La capilla de San Miguel es de construcción posterior y probablemente se erigió para albergar la imagen del santo cuando la pequeña ermita del cerro cambió su advocación por la de la Virgen de Guadalupe, adoptando el nombre de Tepeyac.

Este ambiente rico en tradición, enmarcado por el aspecto urbano, conserva la apariencia vernácula, embellecido por las iglesias y capillas que hacen de la Ciudad Típica, del Pueblo Mágico de Metepec un sitio lleno de identidad y pertenencia.